Uno de los acontecimientos que ha pasado desapercibido es el ingreso de cinco personas a Rusia con pasaportes falsos, que fueron perseguidos por las fuerzas especiales rusas hasta la frontera con Finlandia, donde ahora reciben asilo politico.

Se trata de un grupo de “marroquíes” y un chino, que ingresaron a Rusia con todos los elementos para simular ser ciudadanos brasileños fanáticos del mundial. La policía federal rusa advirtió inmediatamente las identidades falsas pero no lograron capturarlos dentro del territorio. Según las referencias del diario británico, The Guardian, esto es algo que ocurre con frecuencia en Rusia y que siempre existe el intento de ingresos ilegales.

Por supuesto, no se saben más detalles de esta investigación y los protagonistas han sido puestos a resguardo de toda prensa a partir de la aceptación del asilo politico. Los motivos por los cuales están personas se adentraron a tal desafió frente a un evento con la mayor seguridad del mundo y con todos los elementos disponibles para falsificar su identidad seguro permanecerán ajenos al publico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *