Las autoridades europeas aumentaron sus esfuerzos para frenar a Silicon Valley al multar a Google con un récord de 5 mil millones por abusar de su poder en el mercado de telefonía móvil.

Una fuerte sanción antimonopolio que se encuentra entre las medidas regulatorias más agresivas jamás hechas contra las compañías tecnológicas estadounidenses.

La multa de 4.340 millones de euros superó con creces los 2.400 millones de euros, unos 2.800 millones de dólares, que la Unión Europea impuso a Google el año pasado por la deslealtad de la empresa hacia sus propios servicios en los resultados de búsqueda en Internet.

La nueva penalización puso de manifiesto la agresividad con que las autoridades europeas están presionando para regular las empresas de tecnología en áreas como el antimonopolio, la privacidad, los impuestos y la difusión de la información errónea y el discurso de odio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *